DIA: YIN Y YANG DE LA VIDA


Nuestras dos divinidades se complementan en el yin y yang del día, que es la Vida.

El día pertenece al Dios Astado, a Cernunos, representado por el Sol. Es el yang, el principio masculino, la luz, la actividad. Su energía se manifiesta en la actividad, el calor que nutre la vida, la acción.

La noche pertenece a la Triple Diosa, Virgen, Madre y Anciana, a Hecate, representada por la Luna. Es el yin, el principio femenino, la tierra, la oscuridad, la pasividad, la absorción.

Cada una de ellas, el día y la noche, tiene una energía distinta que debemos saber utilizar para complementarse y completarnos. El día nos ofrece la energía del movimiento, la acción, la noche la energía del reposo, del descanso, de la reflexión.

Debemos trabajar con cada una de estas energías, cada día, con el yang y el yin.

Durante el día viajamos por nuestro mundo consciente, encontrándonos en el exterior. Durante la noche viajamos por nuestro mundo inconsciente, encontrándonos en el interior. Los dos son igual de reales, pero vibran en esferas distintas.

Juntos forman la unidad desde la dualidad, que se manifiesta cada día y que da forma a la Vida, que es la manifestación material de la energía del Universo.

La materia es energía de alta densidad, dijo Albert Einstein.

3 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo