LOS TRES OBJETIVOS MINIMALISTAS


El minimalismo cumple un objetivo personal. Sirve para liberarnos de esa idea de que mis objetos soy yo. De la necesidad de tener (tener como acumulación), y permite reforzar la autoestima en lo interior, y enfocar la felicidad en las experiencias y no en la tenencia.

En segunda instancia, cumple un objetivo económico. Permite moderar el exceso de gasto, balancear los presupuestos y permite reorientarlos a lo que es relevante. ¿Cuánto de nuestro gasto mensual es superfluo? Un ejercicio importante de hacer.

Finalmente, cumple un objetivo político (ya saben que siempre remito a la definición aristotélica de lo político). Permite poner un alto a los efectos de la sociedad de consumo inducido que nos impone este postcapitalismo desbocado. Es un canal para detener ese hiperconsumismo en el que nos lanzan.

14 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo